¿Qué es la Inteligencia Artificial? ¿En qué se diferencia de la Inteligencia Humana?

Desde su introducción como componente de la ciencia ficción, la inteligencia artificial ha avanzado significativamente para convertirse en realidad. Ya está disponible una amplia variedad de dispositivos inteligentes, incluidos vehículos autónomos, asistentes virtuales inteligentes, chatbots y robots quirúrgicos, por nombrar solo algunos. El ascenso de la inteligencia artificial (IA) al nivel de una tecnología dominante en el mundo empresarial contemporáneo y un elemento integral de la existencia diaria de la persona promedio ha resultado en una disputa entre la IA y la inteligencia humana.

Aunque el objetivo de la inteligencia artificial es desarrollar y construir computadoras inteligentes que puedan realizar actividades similares a las que realizan los humanos, uno no puede evitar preguntarse si la IA es adecuada o no por sí sola.

Quizás la mayor preocupación es que la inteligencia artificial "reemplace" a los humanos dentro de unos años y sea más inteligente que ellos. Por otro lado, esto no es del todo exacto. Si bien la inteligencia artificial (IA) ha recorrido un largo camino en los últimos años, las computadoras ahora pueden aprender de sus errores y tomar decisiones inteligentes, la IA nunca podrá operar en todo su potencial hasta que aproveche la intuición humana innata.

Profundicemos aún más en la discusión entre la inteligencia humana y la inteligencia artificial para comprender mejor las diferencias entre los dos y cómo se relacionan entre sí.

Índice de contenidos

Inteligencia Artificial vs Inteligencia Humana: Definición

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

Un subcampo de la ciencia de datos conocido como inteligencia artificial se centra en el desarrollo de computadoras inteligentes que pueden realizar una variedad de tareas que normalmente requerirían el intelecto y la cognición de un ser humano. Estas máquinas inteligentes están equipadas con la capacidad de aprender de la experiencia y los datos históricos, evaluar la configuración en la que se encuentran y actuar de manera apropiada.

La informática, la ciencia cognitiva, la lingüística, la psicología, la neurología y las matemáticas son solo algunas de las áreas que han contribuido al desarrollo de la inteligencia artificial (IA), que es un campo de estudio interdisciplinario.

¿Qué es la inteligencia humana?

El término "inteligencia humana" se refiere a la capacidad intelectual de los seres humanos, que nos permite pensar, adquirir conocimientos a partir de una variedad de experiencias, comprender conceptos difíciles, aplicar lógica y razonar, resolver problemas matemáticos, identificar patrones, hacer inferencias y decisiones, recordar información y comunicarse con otras personas.

Lo que distingue al intelecto humano del de otras especies es el hecho de que se apoya en emociones abstractas como la autoconciencia, la pasión y la motivación. Estos sentimientos son los que permiten a los humanos completar con éxito tareas cognitivas difíciles.

Inteligencia artificial vs inteligencia humana: una comparación

La siguiente es una comparación lado a lado de la inteligencia humana con la inteligencia artificial:

Naturaleza

El objetivo de la inteligencia artificial es crear computadoras que puedan replicar el comportamiento humano y realizar actos similares a los humanos, mientras que el objetivo de la inteligencia humana es adaptarse a nuevos entornos mediante la explotación de una combinación de diferentes procesos cognitivos. El cerebro humano opera en el nivel analógico, mientras que las computadoras operan en el nivel digital.

Operación

Las computadoras basadas en inteligencia artificial dependen de los datos e instrucciones particulares que se proporcionan en el sistema, mientras que los humanos dependen de la capacidad de procesamiento, la memoria y la capacidad de razonamiento contenidas en el cerebro.

poder de aprendizaje

Aprender de una amplia variedad de experiencias y eventos pasados ​​está en el corazón de lo que constituye la inteligencia humana. Se trata de ganar sabiduría a través de la experiencia, particularmente a través del proceso de cometer errores y aprender de ellos. La inteligencia humana se puede dividir en dos componentes principales: la cognición inteligente y la conducta inteligente. Sin embargo, cuando se trata de este aspecto, la IA está muy por detrás de otros campos, ya que los robots no pueden razonar.

Son capaces de aprender de los datos y mediante un entrenamiento constante, pero nunca podrán darse cuenta del proceso de pensamiento único que solo poseen los seres humanos. Aunque los sistemas basados ​​en IA son capaces de realizar algunas tareas con un alto estándar, pueden tardar años en dominar un conjunto completamente nuevo de capacidades adecuadas para un nuevo dominio de aplicación.

Toma cursos en línea de inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML) que ofrecen algunas de las universidades más prestigiosas del mundo, donde puedes obtener una maestría, participar en programas de posgrado para ejecutivos u obtener un certificado avanzado en ML y AI.

Lo que la IA no puede prescindir: el factor "humano".

El argumento entre la inteligencia humana y la inteligencia artificial no es parejo. Aunque la inteligencia artificial ha sido fundamental en el desarrollo de robots inteligentes capaces de vencer a los humanos en ciertos dominios (por ejemplo, AlphaGo y DeepBlue), estas máquinas aún tienen un largo camino por recorrer antes de que puedan igualar las capacidades del cerebro humano. Los sistemas de inteligencia artificial se desarrollan y educan para copiar y emular el comportamiento humano; sin embargo, no pueden hacer juicios lógicos de la misma manera que las personas.

La capacidad de los sistemas de IA para tomar decisiones depende en gran medida de los eventos, los datos con los que se entrenan y cómo se asocian varios puntos de datos con un evento específico. Las computadoras con inteligencia artificial son incapaces de comprender la idea de "causa y efecto" por la sencilla razón de que no poseen sentido común. Un científico de datos de SQL Services llamado Nick Burns lo expresa muy bien cuando dice: "No importa cuán inteligentes sean sus modelos, son tan buenos como sus datos...".

La capacidad de aprender cosas nuevas y usar esa información junto con su lógica, razonamiento y comprensión distingue a los humanos de todas las demás especies. Las situaciones del mundo real necesitan un enfoque que sea integral, lógico, razonable y emocional y que esté diseñado específicamente para las personas.

Inteligencia artificial vs inteligencia humana: ¿qué nos depara el futuro?

Por el momento, la IA todavía está en proceso de crecimiento y progreso. Se necesita una cantidad significativa de tiempo para entrenar los sistemas de inteligencia artificial, por lo que es imposible que estos sistemas aprendan por sí mismos sin la interacción humana. Todas las formas de inteligencia artificial, incluidos los vehículos autónomos y la robótica, así como tecnologías más complejas como el procesamiento del lenguaje natural y el procesamiento de imágenes, dependen del intelecto humano.

En este momento, el uso más importante de la IA que se está extendiendo rápidamente en la industria es la automatización. En una investigación publicada en 2018 por el Foro Económico Mundial (WEF), el think tank suizo pronosticó que para 2022, la inteligencia artificial habrá eliminado 75 millones de puestos de trabajo en todo el mundo, generando simultáneamente 133 millones de nuevos puestos de trabajo. Los nuevos perfiles laborales requerirán habilidades especializadas relacionadas con la ciencia de datos, como la familiaridad con las matemáticas y la estadística, así como métodos de aprendizaje automático, competencia en programación, extracción de datos, gestión de datos, ingeniería de software y visualización de datos.

Las empresas que utilizan tecnologías Big Data y Data Science hoy en día cuentan con profesionales capacitados en su personal, como ingenieros de ML, científicos de datos, ingenieros de datos, etc., que están familiarizados con las especificaciones de la IA y el aprendizaje automático. El valor que puede derivarse del Big Data es directamente proporcional al nivel de especialización en el tema ya la versatilidad de los especialistas de referencia.

Preguntas frecuentes

¿Qué no puede prescindir de la IA: el factor "humano"?

Aunque la inteligencia artificial ha sido fundamental en la creación de robots inteligentes que pueden superar a los humanos en algunos dominios (como AlphaGo y DeepBlue), estos robots aún tienen un largo camino por recorrer antes de que puedan igualar las capacidades del cerebro humano. Los sistemas de inteligencia artificial, aunque están construidos y entrenados para copiar e imitar el comportamiento humano, son incapaces de hacer juicios lógicos. Esto es a pesar del hecho de que estos sistemas están diseñados para replicar e imitar el comportamiento humano. La capacidad de los sistemas de inteligencia artificial para emitir juicios depende en gran medida de los eventos sobre los que se formaron, los datos a los que estuvieron expuestos y cómo están vinculados a un evento en particular. Las máquinas de inteligencia artificial (IA) no pueden entender la idea de "causa y efecto" debido a su falta de sentido común.

¿Cuál es el futuro de la inteligencia artificial?

El desarrollo de la IA todavía está en pañales en este momento. La formación de sistemas de inteligencia artificial requiere una cantidad significativa de tiempo y no se puede lograr sin la ayuda humana. Todo, desde los vehículos autónomos y la robótica hasta la tecnología de punta, como el procesamiento del lenguaje natural y el análisis de imágenes, depende del intelecto humano. En este momento, la automatización es el uso más común de la inteligencia artificial (IA) que está ganando popularidad rápidamente en la industria. Para el año 2022, se proyecta que la inteligencia artificial elimine 133 millones de empleos en todo el mundo, creando simultáneamente 75 millones de nuevos empleos.

Terminando

La inteligencia artificial está demostrando ser una herramienta útil en el proceso de remodelación de la industria y, en un futuro no muy lejano, la automatización y el flujo de trabajo inteligente serán el estándar en todas las áreas de negocio. Y a pesar del hecho de que la IA se ha vuelto bastante buena para imitar el comportamiento inteligente, todavía no puede replicar la forma en que piensan los humanos.

Es muy dudoso que podamos construir computadoras que puedan "pensar" como los humanos en un futuro cercano, ya que los científicos e investigadores aún no comprenden completamente el misterio detrás del proceso de la mente humana. En resumen, las capacidades de los humanos tendrán un impacto significativo en el desarrollo de la IA en el futuro. Será integrado por el intelecto y la conciencia de los seres humanos.

¿Ha sido útil? post

Contenido relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir